Post-Vacaiones: como influye en el comportamiento de nuestro cerebro

post-vacaciones-y-cerebro

Sabemos lo que cuesta volver a nuestras responsabilidades después de unas merecidas y entrañables vacaciones.

Es importante ser conscientes de nuestra Neuroquímica; ya que el hipotálamo es un reloj biológico interno que adapta este proceso. Indica tiempos de relajación, detecta la cantidad de luz, necesidades fisiológicas, interpreta motivaciones, así como la clara sensación de satisfacción.

Es esta región del cerebro la que tarda en adaptarse al regreso de las actividades después de las vacaciones. Como es obvio, durante las vacaciones se prolongan los períodos de descanso, alimentación, horarios; bajamos la velocidad de la productividad en casi todos los sentidos, modificamos nuestros hábitos de convivencia con nuestra familia, entre otros.

El regreso de las vacaciones decembrinas afecta aún más a nuestras emociones, nos marca el fin e inicio de un año, y junto a este,  grandes  cambios que asumir. El nuevo año nos aporta la frescura de una nueva aventura la cual debemos crear y llevar  nosotros mismos. Nuestro cerebro lo asume con entusiasmo (así nuestro presente no sea el ideal); así que lo más importante es sumarnos a la ola de optimismo por medio de una lista muy detallada, completa de nuestras metas de una forma realista y centrando todas nuestras intenciones en el presente a conquistar. Así dejaremos atrás unas increíbles vacaciones pero sin el lamento de que ya pasaron.

Nuestro cerebro se centrará en lo nuevo y útil para nosotros.

Para ayudar a nuestro cerebro en todo este proceso y recuperarnos a un ritmo acorde, debemos tomar en cuenta lo siguiente:

1.- Elegir una dieta balanceada con horarios bien establecidos es de vital importancia.

2.- Debes de dirigirte a la acción, sobre todo las primeras semanas, teniendo clara tus metas y así poder realizar la mejor planificación para cada día más acercarte a ellas.

3.- Oblígate a dormir  por lo menos 1 hora antes de lo habitual y despertar media hora antes, tu cuerpo te lo agradecerá con su aporte energético.

4.- Existen personas que no sólo, les cuesta volver de las vacaciones por el mero hecho placentero, si no que quizás deben afrontar realidades complicadas donde se comenzará a un radical enfoque para superarlas (y  aquí si es necesario, debe buscarse ayuda).

5.- Elegir  deportes, si para algunos es complicado, simplemente agregar el hábito de andar día a día. Recuerda, ocupa tu mente en lo que deseas realizar.

6.- Disciplinas como la meditación, son ideales para controlar la mente.

A por tus propósitos y recuerda

Siempre tus acciones deberán estar alineadas para su logro.

Aprovecha al máximo este nuevo año, céntrate y disfrutarás con más pasión las vacaciones siguientes.